martes, 15 de marzo de 2016

LLANOS DEL REPUBLICANO, PUERTO DEL CORREO, SIMA DEL REPUBLICANO. VILLALUENGA DEL ROSARIO, 13 DE MARZO 2016.



Hola amigos, comienzo esta crónica senderil con esta preciosa vista panorámica de los Llanos del Republicano, rematado con el impresionante farallón karstico de la Sierra del Libar.

Una vista mas cercana de la sierra en la que indico donde están situados los puntos de interés. Estuvimos en el pto. del Correo y en la Sima del Rp..

Según el cartel del Parque Natural, son unos 6,5 km, hasta el puerto del Correo, como siempre para el que lo anda parece algo mas, pero bueno es lo de menos, el paseo es tan precioso  y agradable, que lo mismo da 1 km mas o menos.







El sendero comienza justamente donde esta esa nave comercial, que  es nada mas y nada menos donde se celebra la Feria del Queso de Villaluenga, muchos la conoceréis y si no es así, ahora a final de abril se celebra, no os lo valláis a perder, es algo digno de ver y de degustar.










Comenzamos la subida hasta el Puerto de  las Viñas,  que es donde comienza realmente el sendero, esto solo es una antesala. Esta primera subida no es que sea excesivamente dura, pero hay un desnivel de 75 metros (863 desde el parquin de V. hasta los 938 del Pto de la Viñas), en solo un kilometro de camino.



y vamos dejando atrás a la población de Villaluenga , como veis bajo la  "protección" de esa impresionante montaña rocosa, se trata del  Navazo Alto de la Sierra del Caillo.



Inmediatamente de pasar el Puerto de la Viñas nos adentramos en un bosque de encinas y alcornoques, donde esta la bifurcación que nos lleva hasta el Pto del Correo y los Llanos del R. si se continua en dirección Este nos lleva también hasta los Llanos pero a través del sendero de los Depósitos de Agua.


Desde lo alto del puerto se divisan unos paisajes precioso, mi cuñada disfruta de los mismos. Iniciamos el descenso hacia los llanos, hay que atravesar todo el bosque de encinas .

 El camino tiene un buen firme y es muy como do para andar, en poco menos de media hora, empezamos a divisar las cumbres de la Sierra del Libar que se levanta verticalmente al final de los Llanos, la vista va cada vez siendo mas espectacular.

 Por fin llegamos al limite de los Llanos, se trata de una superficie muy plana, dedicado a la agricultura y pastoreo. Hay que atravesar todo el Llano para llegar al pie de las montañas
por el camino que veis en la foto de arriba, es un buen paseo, pero al menos nos queda el consuelo que es totalmente plano.

 A medida que vamos cruzando los Llanos, la sierra del Libar se hace cada vez mas grande.


Un poljé (etimología eslava de polje: campo1 ) es una depresión en un macizo de roca kárstica de grandes dimensiones a modo de valle alargado y cerrado, de fondo plano, de gran tamaño y contornos irregulares. Los bordes son empinados y en ellos aflora la roca caliza. Este debe su presencia a la modificación por disolución de bloques de caliza fallados o plegados hacia abajo ,suele estar recorrido por un riachuelo que desaparece súbitamente por un sumidero o ponor.2 El poljé puede inundarse temporalmente (o permanentemente, transformándose en un lago) si el agua superficial rebasa la capacidad de desagüe del ponor y otras grietas y sumideros, o si se eleva el nivel de las aguas subterráneas.
El fondo llano del poljé suele estar tapizado de terra rossa, una arcilla procedente de la descalcificación de la caliza. Suelen ser valles muy fértiles al funcionar como trampas de sedimentos.


 Ya casi a los pies de las montañas nos orientamos para dar con el paso hacia el Puerto de del Correo

Tras algunas vueltas dimos con el comienzo del puerto.


El GR-7 es un Sendero de Gran Recorrido que parte de Andorra hasta el estrecho de Gibraltar. 
Sendero Europeo E-4, es el más largo de Europa, tiene su inicio en el Templo de Delfos en Grecia y finaliza en Tarifa, provincia de Cádiz. En la actualidad se ha convertido en el primer sendero intercontinental, ha sido ampliado por los dos extremos, se han inaugurado los primeros kilómetros en Chipre; y por el lado de África, se une al A-1, que comienza en Ceuta recorriendo el norte de África e internándose en el continente hasta llegar al Sahara.


Tras pasar el portillo que veis, iniciamos el ascenso con idea de llegar lo mas alto posible, no habíamos hecho ninguna parada desde que salimos y la subida es durísima, haber hasta donde llegamos.


Tras un buen rato de escarpada subida, mi querida esposa y mi cuñada van en cabeza y diciendo, "pues tampoco es para tanto", jo que aguante tienen



A medida que vas cogiendo altura, los Llanos del R. que van quedando a nuestra espalda se van apreciando cada ves mejor, con todo su esplendor, es algo digno de ver y compensa el sufrimiento de la escalada.



Preciosa vista desde lo alto del Pto. del Correo en la que se divisa la sierra del Caillo , de donde hemos partido. Desde esta altura se divisa perfectamente el arroyo que nos llevará hasta la Sima del Republicano, siguiente paso en la "intrépida aventura" del día.



 Vamos descendiendo en busca de la Sima, el descenso es peor que la subida un autentico "rompepiernas", pero poco a poco y sin prisas, se llega a todos lados.
Esta enorme encina que hace unos 100 o 200 años nació debajo de esa piedra, y que la ha incorporado a su estructura, cualquiera tumba esa encina, nos indica que vamos por buen camino.

 Damos por fin con la escondida boca de la Sima del R. El arroyo esta casi seco, ha llovido muy poco este año y se nota mucho en estos lugares.


Entrada de la Sima, para pasar de aquí hace falta ir preparados con equipos de espeleología, y como no era nuestro caso, dimos la vuelta para buscar un buen sitio para descansar y almorzar, que ya va siendo hora.


A la falda de la montaña, entre esas rocas y con sol y sombra, nos preparamos para dar buena cuenta del peso de nuestras mochilas, el camino de regreso sera mas liviano, seguro.












Con estas vistas, a nuestras espaldas y de frente, reponemos fuerzas para el regreso.



Siguiendo el recorrido del arroyo que surte da agua a la Sima del R. emprendemos el camino de regreso, atravesando todos los Llanos hasta el bosque de encinas.

 Nustra perrita-guia Rona, no se pierde ni una, su instinto le hace andar dos tres veces mas que nosotros, siempre esta de un lado para otro recogiendo al personal, que no se le pierda.

 Dejamos al arroyo, que ya veis como esta de sequito, el pobre.

 El "intrepido guia" se despide una vez mas de este fantastico paisaje, esperando volver lo mas pronto posible por estas maravillosas rutas.


 Enfilamos el camino que atraviesa el bosque de encinas, es cuesta arriba todo, hasta llegar al  Puerto de las Viñas. Una subida dura, para rematar el día.
Por fin divisamos otra vez Villaluenga fin de la ruta. Aprox. unos 14 o 16 Km. que nos han sabido a gloria. Recomiendo encarecidamente a todo el mundo que se de este paseo, merece la pena.

Y eso ha sido todo, hasta la próxima, que esta muy cerca y con una gran sorpresa, ya vereis.

.

lunes, 16 de noviembre de 2015

REPETIMOS EL SENDERO DEL OJO DEL MORO, EN BENAOCAZ, 15 DE NOVIEMBRE DE 2015


La ultima vez que hicimos este sendero fue en diciembre de 2011, y aquí estamos otra vez con 4 añitos mas en los pies, y la verdad es que casi ni se nota, estamos igualicos ... Fuimos los cuatro intrépidos solos, ya que en esta ocasión no pudo acompañarnos ninguna de las nuevas incorporaciones. El día se presentaba magnifico, con una temperatura ideal y un cielo precioso y despejado.

 Una precioso luz que se refleja al fondo en la Sierra del Caillo y que esta vez dejamos a nuestra derecha para adentrarnos en el cañón que forma el arroyo Pajaruco.

El cañón esta situado justo entre esas dos montañas que veis, y hacia allí nos dirigimos.

 por este camino llanito, aunque algo empedrado, si bien  esto no es nada para lo que nos espera, en lo que a piedras se refiere.

 A mitad de este camino nos encontramos con una granja de cerditos ibéricos, que hizo las delicias de todos, son unos animales muy curioso y sociables.

 A medida que nos acercamos al desfiladero la montaña se hace mas inmensa, es una gran mole  de arenisca y empezamos a divisar algunos buitres leonados, de los muchos que anidan por toda la sierra, mas adelante llegamos a ver perfectamente alguna buitrera.


Dimos con el comienzo propiamente dicho del sendero que nos ocupa, esta perfectamente señalizado.



Veis lo que decía, nada mas empezamos con subidas y bajadas con un suelo algo mas que empedrado, un autentico rompe/tobillos.



El arroyo pajaruco, que se supone es el que ha formado este cañón viene completamente seco, supongo que solo después de fuertes lluvias vendrá con agua. Este puente es antiquísimo, no me extrañaría que tuviera orígenes árabes o quizás romanos.

Continuamos por el cañón con grandes peñas a ambos lados, el paisaje es impresionante, disfrutamos a cada paso.

Nos encontramos con una de las antiguas caleras, de las muchas que había por la zona, donde se fabricaba la cal, para encalar las casas. No nos olvidemos que estamos en plena ruta de los Pueblos Blancos.

 Nos encontramos con una "puerta", que atravesamos y continuamos hacia arriba, ya se va divisando como termina el peñón de la derecha y se va abriendo el cielo, nos queda menos para llegar al mirador.

 Pero aun queda una buena subida, el terreno es dificultoso, (aviso para navegantes, sin un buen calzado de montaña y bastones, no atreverse por estos lares). Pero las vistas van compensando todos los inconvenientes.
 Se va divisando el gran valle del río Tavizna. a la izquierda se ve asomando la Sierra de la Silla, El cerro Cabeza de los Hortales y a la derecha se divisa el Alto del Puntal. Aun hay mas, lo veremos.

 Volviendo la mirada hacia atrás, por donde hemos venido se divisa al fondo la Sierra del Caillo, estamos totalmente rodeados de montañas preciosas, en una gozada para cualquier amante de la naturaleza.

 Continuamos hacia arriba, aun queda un trecho, ya veis el aguante de los "Intrépidos senderistas", aun no hemos hecho un alto para comer, aunque alguno ya empieza a protestar.

 Casi llegamos a lo alto del desfiladero, a través que enormes formaciones karsticas, con formas caprichosas, provocadas por las lluvias y los siglos.

 Proceso de erosión kárstica

El agua se acumula en las líneas de debilidad de la roca caliza y disuelve el carbonato cálcico.

 
Un karst se produce por disolución indirecta del carbonato cálcico de las rocas calizas debido a la acción de aguas ligeramente ácidas. El agua se acidifica cuando se enriquece en dióxido de carbono, por ejemplo cuando atraviesa un suelo, y reacciona con el carbonato, formando bicarbonato, que es soluble. Hay otro tipo de rocas, las evaporitas, como por ejemplo el yeso, que se disuelven sin necesidad de aguas ácidas. Las aguas superficiales y subterráneas van disolviendo la roca y creando galerías y cuevas que, por hundimiento parcial, forman dolinas y, por hundimiento total, forman cañones. (Cortesia de Wikipedia)

Salimos definitivamente del cañón del río pajaruco y vemos por fin el mirador del Ojo del Moro


Aunque en el mirador, dice Fin de Sendero, no es verdad este sendero llega hasta el salto del Cabrero, así que hay para andar todo lo que quieras y mas.

Desde nuestra posición y tirando una poco de zoom, divisamos el castillo Mediaval de Aznamara, que domina todo el valle del Tavizna.

A nuestra espalda vemos como un buitre "aterriza" en la buitrera donde le esperan al menos dos crías, el espectáculo es asombroso, como vuelan estos animales, es precioso de ver.

 Continuamos un rato buscando un buen sitio para comer, que ya es hora.

 Y dimos con él, una superficie lo suficientemente llana para acomodarnos y con buenas vistas. La comida es uno de los grandes momentos de la excursión y hay que elegir bien el sitio.

 Así que no lo pensamos mas.
 Desde el lugar elegido se divisaba una curiosísima formación kárstica, que mantenía  una gran roca en un equilibrio imposible, en todo lo  alto del cerro, que cosas se ven en la naturaleza.

 Después de descansar un poco y darle un respiro a mis pobres pies, emprendemos el camino de regreso por el mismo sitio. Nuestra perrita/guia Rona viene a a por mi , como diciendo que no me retrase, quiere a toda la manada junta.
 Las hermanas siguen su marcha y además charlando tranquilamente, estas no se cansan nunca?

 En un momento dado se divisa la población de Benaocaz, punto de partida.

Pasamos una vez mas por el puente del Pajaruco, y nos hacemos la foto de rigor, yo no salgo nunca, alguien tiene que hacer la foto.
 El prado donde iniciamos la marcha esta iluminado a esta hora,  las cinco de la tarde, por el sol del atardecer, una luz preciosas  ilumina de frente la Sierra del Caillo, y nos dice " hasta pronto" ... seguro que haremos caso y muy pronto volveremos por estos lugares y yo con mucho gusto os los mostraré.